HISTORIA DEL GETAFE C.F.

En 1945 se comenzaba a crear un histórico

 

A pesar de los cambios de nombre que se han producido a lo largo de la historia y la refundación en los años ochenta, esta entidad data del 1946. El Getafe se confirma como uno de los clubes más emblemáticos del fútbol en Madrid, y de España, donde figura entre los 25 primeros clasificados en la clasificación histórica de la Liga. Pese a que el origen del Getafe que todos conocemos ahora tiene su comienzo en la década de los 80; el inicio del fútbol en la localidad se remonta a 1923. Por entonces se crea un equipo que dio muchas alegrías a los aficionados y que cesó su actividad debido a los numerosos costes que entrañó entonces su actividad. La Guerra civil y la posguerra frenaron las ansias por volver a establecer un club en la ciudad.


En el mes de diciembre de 1945, cinco aficionados naturales de Getafe deciden que su localidad debe tener un equipo acorde a su rango. Así que D. Enrique Condes García, Aurelio Miranda Olivaría, Antonio Corredor Lozano, Manuel Serrano Vergara y Miguel Cubero Francés se reúnen en el bar "La Marquesina", desaparecido ya, donde comienzan a formar los cimientos de lo que era su proyecto. Con la ayuda y estrecha colaboración del alcalde D. Juan Vergara y personajes de la época, como D. Manuel García Anas, D. Lorenzo Azofra Cervera, D. Gregorio Deleyto, D. Francisco Cabello Pinto, surge a todos los efectos legales la sociedad deportiva; la fecha data del 24 de febrero de 1946.

El Club Getafe Deportivo contó con el aval de 700 socios, una cifra respetable dada la escasa población con la que entonces contaba la localidad. Se creaba así la entidad, con un presidente de renombre en aquel entonces, D. Jesús Sacristán, que vivió un posible ascenso a la 2ª División, aunque no se lograra al final, ya que el Almería lo impidió.



Los Inicios en el Campo del Regimiento de Artillería

El Getafe empezó a jugar los primeros encuentros en el Campo del Regimiento de Artillería. Por entonces el club no contaba con un recinto deportivo. La curiosidad de dicho terreno de juego era que no contaba con porterías, así que para cada partido había que transportarlas del Campo de los Sindicatos.  El segundo campo fue ya

municipal. En la zona de San Isidro, lo que hoy se conoce como Polideportivo Municipal de San Isidro.

Allí se vivieron días de gloria, lográndose el ascenso a Tercera División frente al Villarrobledo, en la temporada 56/57. Incluso se llegó a jugar allí una promoción de ascenso a Segunda División ante el C.D. Almería.


 

historia

El Getafe afrontó la temporada 1947/48 en la Segunda Regional Ordinaria consiguiendo a final de año el primer ascenso de su trayectoria al proclamarse campeón de su grupo con 36 puntos. En la final se impuso al primer clasificado del otro grupo, el Leganés, por lo que se concluyó como campeón absoluto de la categoría. En 1955 el Getafe se muda al campo de San Isidro, que fue inaugurado el domingo 2 de octubre en un encuentro entre una selección de futbolistas de la localidad y un combinado formado por jugadores de Real Madrid y Atlético.

En Tercera en Las Margaritas

Las Margaritas, un estadio que los aficionados más veteranos recuerdan con una mezcla de nostalgia y cariño. El feudo azulón acogió durante más de 25 años los partidos del club. Un terreno de juego en el que las gradas se situaban muy cerca del césped, creando una atmósfera única. Ubicado en un espacio anexo a la residencia de estudiantes de la Universidad Carlos III “Fernando de los Ríos”, aquí vivió el Getafe algunos de los episodios más notables de su historia. La inauguración de Las Margaritas se produjo el 2 de septiembre del 1970 con el equipo en la Tercera División. Fue ante el Michelín, venciendo 3-1, con el gol inaugural de Gregorio Serrano, y con el arbitraje de D. Fernando Santos de la Parra, quién posteriormente ha desempeñado durante años la labor de gerente del Getafe C.F. Ese año el equipo mantuvo la categoría, aunque se jugase todo al final, frente al Huesca, al que superó 2-0.

En la temporada 1975/76 se consiguió el ansiado ascenso a Segunda División. El Getafe se mantuvo durante seis temporadas consecutivas en la categoría de plata del fútbol español. Entre medias, la eliminatoria de Copa del Rey ante el Barcelona, que entonces contaba con Johan Cruyff como estrella indiscutible. El futbolista holandés jugó en Las Margaritas el encuentro que se saldó con 3-3. El desempate se jugó en el Camp Nou, clasificándose el conjunto azulgrana para la siguiente ronda. En la campaña 79/80 el Getafe prolongaría su idilio con la competición copera enfrentándose al Atlético de Madrid en el estadio Vicente Calderón.


Presidentes hasta el 1971

Desde la fundación del club en 1946 muchos presidentes han puesto su grano de arena para que el Getafe llegase a las cotas más altas. Entre esos nombres, alguno ha llegado a ocupar el cargo en más de una ocasión: Santos Lastanao Arregui, Antonio Mateos Fernández, Rafael Enamorado Sánchez, Juan Garín Usarte, Aurelio Miranda Olavaria, Vicente Listan Rodríguez, Jesús Sacristán Butragueño, Antonio Estévez Fernández, Luis Moreno Díaz, Juan Manuel Carrillo Hernández y Francisco Vara.

En lo referente a los logros deportivos de la entidad no se puede pasar por alto la temporada del ascenso a Tercera División.

historia5.jpg

El Getafe quedó en segundo lugar, con los mismos puntos que el primer clasificado: Manufacturas Metálicas. El grupo en que se encontraba el Club Getafe Deportivo en la Primera Regional lo formaban catorce equipos, retirándose de la competición el Tarancón. En el partido de promoción, que se disputó con el Villarrobledo, se consiguió el triunfo y el ascenso a Tercera División.  En la siguiente campaña se realizó un digno papel como debutante en esa categoría. El Club Getafe Deportivo quedó encuadrado en el grupo 14 de la Tercera División, proclamándose vencedor con 54 puntos.

La Refundación del Getafe

En agosto de 1983 es cuando nace el Getafe Club de Fútbol que conocemos actualmente fruto de la fusión del Club Deportivo Peña Getafe y el filial del Club Getafe Deportivo. Una refundación que fue el inicio de un ascenso imparable hasta llegar a la máxima categoría en 2004. Una de las personas fundamentales fue Antonio de Miguel, que como presidente supo guiar al club en su paso por las divisiones regionales. Con Gregorio Serrano como entrenador la entidad vivió ascensos de manera consecutiva hasta llegar a Segunda División B. La Federación Castellana devuelve los trofeos logrados por el club tras haberlos recogido por los problemas económicos sufridos. El Getafe olvida así las penurias de los últimos años y mira al futuro con optimismo.


El equipo azulón vuelve a enganchar a una afición que acude en masa a Las Margaritas y que se desplaza por las localidades madrileñas en las que juega el equipo. Son años en los que el club vive numerosas victorias y ascensos con jornadas de antelación. Sin duda, momentos dulces tras el varapalo de pasar de jugar en Segunda a hacerlo en Regional en poco más de un año.

El Resurgir del Club

Tras un largo peregrinar por categorías inferiores es en la temporada 1993/94 en la que el Getafe logra el ansiado retorno a Segunda División. Doce años de grandes victorias y también algunos sinsabores para lograr regresar al punto de partida. Tras una campaña exitosa la entidad afronta la promoción de ascenso a Segunda División. El sorteo depara un grupo complicado con el Recreativo de Huelva, el Deportivo Alavés y el Figueras. En la última jornada el Getafe se enfrenta en Las Margaritas al conjunto catalán, que también llega con opciones de ascenso. La afición azulona se moviliza para empujar al equipo en el trascendental encuentro. Al Getafe le vale el empate para subir de categoría. Tras unos últimos minutos de infarto el árbitro decreta el final del partido con 0-0. La invasión de campo da paso a las celebraciones y al baño en La Cibelina: el Getafe está de vuelta en el fútbol profesional
historia2.jpg

Sin embargo, el año del regreso a Segunda División iba a estar repleto de complicaciones para el club. Una temporada irregular finaliza con el descenso a la división de bronce. No obstante, la suerte sonríe al Getafe, que sale beneficiado de una reestructuración en Primera con el Celta de Vigo y el Sevilla como equipos implicados. La máxima categoría contará con 22 conjuntos, lo que supone la repesca de Leganés y Getafe para Segunda. En la campaña 1995/96 se repite la historia y el equipo desciende a Segunda B. La siguiente temporada supone el adiós al estadio de Las Margaritas, en que tantas alegrías vivió la afición. En octubre la entidad se muda al Juan de la Cierva. Un año muy movido se salda con una 16ª plaza y una promoción de permanencia en la categoría. La victoria por 4-0 ante el Huesca, gracias a los goles de Pepe Mel, salvan al Getafe del descenso a Tercera. En la 97/98 de nuevo se vive lejos de los puestos de ascenso.

Finalmente se llega a la temporada 98/99, en la que el Getafe se estrena en el Coliseum Alfonso Pérez. Un nuevo y moderno recinto de 14.000 butacas que es testigo de la vuelta a Segunda tras un empate ante el Real Murcia en el Play off. Tras dos años en la zona baja de la tabla el club azulón desciende de nuevo a la categoría de bronce. Un regreso exprés al primer intento, y volviendo a imponerse a sus rivales en la promoción supone el punto de partida de lo que serían los mejores años de la historia de la entidad. En la 01/02 se produce la llegada a la presidencia de Ángel Torres, figura clave en el devenir del equipo, y que vive el éxito del ascenso a Segunda meses después de hacerse cargo del Getafe.

.

En la liga de las estrellas

historia6.jpg

Para la temporada 2002/03 el Getafe se refuerza con un clásico de la Liga española como Gica Craioveanu. El internacional rumano lidera un proyecto por la permanencia, que finaliza en 11ª posición. Para la 2003/04 se incorpora Josu Uribe como entrenador. Junto al técnico llegan David Belenguer, Mario Cotelo, Cubillo, Sergio Aragoneses e Iván Amaya entre otros. La primera vuelta termina con los azulones en la parte alta de la tabla y en una posición de privilegio para luchar por las tres plazas de ascenso a Primera. En el mercado de invierno se produce el fichaje de Sergio Pachón. El delantero madrileño, cedido por el Real Valladolid, no imaginaba entonces que se iba a convertir en una de las figuras esenciales en la historia del club.


historia9.jpghistoria10.jpg

Al último tramo de competición el equipo llega pugnando con Levante, Numancia, Alavés y Sporting de Gijón por los tres primeros puestos. Un sprint de récord con victorias de infarto y una racha de 12 encuentros sin perder dan paso a la última jornada. El Getafe es segundo y depende de sí mismo para subir. Si se logra vencer en Tenerife, el club ascenderá por vez primera a La Liga. La ciudad se paraliza el 19 de junio de 2004 para seguir el encuentro que se disputa en el Heliodoro Rodríguez López. Los de Josu Uribe mostraron su mejor fútbol, imponiéndose 3-5 con Pachón como protagonista destacado por sus cinco goles que certifican el ansiado ascenso; el Getafe es de Primera División.


historia8.jpg

De cara al debut en la máxima categoría se confía el banquillo a Quique Sánchez Flores, que venía de entrenar al Juvenil del Real Madrid. El estreno en Primera se salda con un 13º puesto, alcanzando sin dificultades el objetivo de la permanencia. El Coliseum se convierte en un fortín en el que caen derrotados el Valencia, campeón de Liga vigente, y el Real Madrid.

La aventura en Primera

Quique Sánchez Flores se une al Valencia al finalizar el año dejando paso a Bernd Schuster. El técnico alemán había entrenado la temporada anterior al Levante. Además, el Getafe incorpora a futbolistas que serán claves en los éxitos de los próximos años: Dani Güiza, Jaime Gavilán y Cosmin Contra. Un gran inicio de campeonato permite liderar la clasificación y en las primeras jornadas y situarse en las posiciones altas durante todo el año hasta finalizar en la novena plaza. En la 2006/07 con las incorporaciones de Casquero, Abbondanzieri y Manu del Moral el Getafe vuelve a terminar noveno y realiza su mejor temporada en la Copa del Rey.


historia12.JPG

historia15.JPG

El sorteo de la primera ronda empareja a los de Schuster con el Xerez, por entonces en Segunda. El equipo sufre más de lo previsto para deshacerse de los andaluces, aunque pasa a 1/8 donde aguarda el Valencia. Un 1-1 en la ida en el Coliseum complica la eliminatoria. Sin embargo, en un partido para el recuerdo el Getafe se impone 2-4 en Mestalla y se cuela en cuartos de final. El Osasuna es la siguiente víctima de los azulones que avanzan con paso firme hasta las semifinales.


historia16.JPG 

 

En el horizonte la posibilidad de clasificarse para la final de la Copa del Rey, aunque para ello se deba doblegar al FC Barcelona, campeón de Liga y Champions League la temporada pasada. La ida se disputa en el Camp Nou, y el Getafe cae derrotado por 5-2. El equipo y la afición aún no habían dicho la última palabra. El 10 de mayo de 2007 un Coliseum abarrotado lleva en volandas a los suyos que consiguen remontar la eliminatoria imponiéndose por 4-0, con goles de Casquero, Vivar Dorado y Güiza en dos ocasiones. Una noche mágica para los getafenses que terminaron entonando el “sí, sí, sí, nos vamos a Madrid”.


historia10.JPG

La final de Copa del Rey se disputó en el estadio Santiago Bernabéu ante el Sevilla. El once para la historia fue el siguiente: Luis García; Cosmin Contra, David Belenguer, Pulido, Paredes; Celestini, Casquero, Mario Cotelo, Nacho, Manu del Moral y Dani Güiza. Los sevillistas se impusieron por 1-0 frustrando así las esperanzas del Getafe de lograr su primer título. 

 

 

 

El subcampeonato, no obstante, tenía el premio de la clasificación para la Copa de la UEFA (actual Europa League).


 

 

Debut en Europa

La temporada 2007/08 el Getafe presentó numerosos cambios de cara al estreno en competiciones internacionales. Schuster dejó el banquillo para fichar por el Real Madrid, y el elegido para sustituirle fue el danés Michael Laudrup. Con él llegaron jugadores como De la Red, Esteban Granero, Pablo Hernández, Uche o Ustari para afianzarse en Primera y a la vez competir en Europa. El inicio dubitativo en la Liga contrastaba con la imagen que se mostraba más allá de nuestras fronteras. Tras eliminar al Twente holandés en la ronda preliminar el Getafe quedó encuadrado en el grupo G con Hapoel Tel-Aviv, Anderlecht, Aalborg y Tottenham Hotspur. La visita a los ingleses supuso el primer partido para los azulones que hicieron saltar la sorpresa venciendo en White Hart Line 1-2 con un recordado gol de Braulio de tacón. Los de Laudrup demostraron que no iban de comparsa terminando la fase de grupos como primero, con tres victorias y una sola derrota.

En dieciseisavos de final el rival sería el AEK Atenas al que se superó con facilidad para avanzar hasta la siguiente ronda. Enfrente el Benfica: un dos veces campeón de Europa y el equipo con más títulos ligueros en Portugal. De nuevo el Getafe mostró una consistencia sorprendente en la competición para deshacerse de los lisboetas tras vencer en los dos partidos de la eliminatoria. Al tiempo que se daban pasos en la Copa de la UEFA se recondujo la situación en Liga hasta situarse en mitad de la tabla, y en Copa del Rey se volvió a alcanzar la final tras superar a Burgos, Levante, Mallorca y Racing de Santander.

El sorteo de cuartos de final deparó un enfrentamiento ante el Bayern de Múnich, un coloso del fútbol alemán que años antes había alzado la Champions League y que era el gran favorito para salir campeón. El Getafe, acompañado de 800 aficionados, saca un empate 1-1 de la visita al Allianz Arena que deja las espadas en todo lo alto. En el partido de vuelta el Coliseum el árbitro expulsa a De la Red a los 5 minutos. A pesar de jugar en inferioridad prácticamente todo el encuentro se llega a la prórroga. En los 30 minutos extra el equipo llega a ponerse 3-1, pero en un final fatídico se encajan dos goles que dan el pase a los bávaros.


Sin tiempo para lamentarse el Getafe afrontaba cinco días después la final de Copa del Rey ante el Valencia en el estadio Vicente Calderón. La suerte vuelve a ser esquiva a los azulones que caen derrotados por 3-1 y ven como se esfuma el sueño de levantar el título copero. En la temporada 2010/11 el club compitió de nuevo en Europa, aunque en esta ocasión no se pudieron reeditar los éxitos de la última participación y se cayó eliminado en la fase de grupos, ante el Young Boys, Stuttgart y Odense. En la primera eliminatoria se había superado al APOEL de Nicosia con un gol de ‘Cata Díaz’ en la prórroga.

 

 

 

 

La Consolidación en 1ª

historia3.1.JPG

Tras Laudrup llega al Getafe Víctor Muñoz, un clásico de los banquillos en la Liga española. La temporada no se desarrolla según lo esperado y Míchel le sustituye en el cargo para asegurar el objetivo de la permanencia en la máxima categoría. Con el entrenador madrileño al mando se obtiene la mejor clasificación en la historia de la entidad: un sexto puesto en la 2009/10. La campaña siguiente el equipo finaliza en 16ª posición empatando en Anoeta en una última jornada agónica en la que varios equipos se jugaban evitar el descenso.

 

 

El Getafe de Míchel lograba llegar hasta las semifinales de la Copa del Rey, y estaba a punto de conseguir de nuevo vivir otra Final, que hubiera sido su tercera finalísima.

historia4.1.JPG

Para la 2011/12 el elegido es Luis García, con quien el Getafe se clasifica dos años en posiciones medias de la tabla asentando el proyecto en Primera. En el tramo final de la temporada 2013/14 Cosmin Contra se convierte en el nuevo entrenador. El ex futbolista rumano revierte la situación del club y evita el descenso de la entidad a Segunda. En la campaña 2015/16 se inicia un nuevo año cargado de ilusión con Fran Escribá al frente, pese a que mediada la temporada parece que se luchará por competiciones europeas una mala racha de resultados mete al equipo en la zona baja. Esnáider sustituye a Escribá como entrenador en las últimas fechas, pero se termina por consumar el descenso a Segunda tras doce años ininterrumpidos en la élite.

historia5.1.JPG     


Vuelta entre los grandes


El Getafe afrontó en el verano de 2016 un panorama completamente distinto al de las temporadas anteriores. Se configuró una plantilla experimentada y conocedora de la categoría para tratar que el paso por Segunda fuera lo más breve posible. Llegaron Jorge Molina, Pacheco, Portillo, Molinero, David Fuster, Alberto, Faurlín, Paul Antón, Kike Sola y Cata Díaz entre otros. Como entrenador continuaba Esnáider, quien llegó seis jornadas antes de la finalización el año pasado. Pese a la renovación del plantel y las ilusiones renovadas en la afición el inicio de campeonato no fue el esperado. En septiembre se contrató a José Bordalás para cambiar la dinámica del equipo que ocupaba la penúltima plaza de la tabla. El técnico alicantino había ascendido al Deportivo Alavés a Primera División apenas tres meses antes.




Con su llegada el Getafe se reencontró con el juego y las victorias. La amenaza de un descenso a Segunda B se convirtió en esperanzas de lograr el regreso a la Liga. Se concluyó la temporada como tercero afrontando la promoción de ascenso con ventaja de campo. La primera eliminatoria ante el Huesca se saldó con un 2-2 en el estadio El Alcoraz en la ida y un 3-0 en la vuelta en el Coliseum. La final del Play off midió a los azulones con el Tenerife. El primer partido se disputó en el Heliodoro Rodríguez López, donde los canarios se impusieron por 1-0. Sin embargo, en el encuentro de vuelta la afición llenó el Coliseum para ayudar al equipo a lograr la remontada. Los de Bordalás ganaron 3-1 con un doblete de Pacheco que certificaba que el Getafe estaba de nuevo entre los grandes del fútbol español. La ciudad se echó a la calle para festejar el segundo ascenso de la historia, que curiosamente volvió a producirse ante el Tenerife como ocurriera en 2004.


“Tras un paréntesis, hemos vuelto”, fue el lema del club para lanzar la campaña de abonados. La afición había renovado sus ganas de fútbol y respondió firmando el récord de la entidad con 12.500 hinchas. La temporada 2017/18 se afrontó con José Bordalás al frente del Getafe tras renovar su compromiso con el club. El año traía nuevos desafíos, como el primer derbi del sur que se disputaría en la máxima categoría. En la jornada 3 los azulones visitaron Butarque para medirse con el Leganés. Un encuentro que finalizó con victoria por 1-2 gracias a los goles de Arambarri y Álvaro Jiménez. Una gran campaña en la que incluso se luchó hasta el final por acceder a Europa echó el cierre con una octava plaza que reafirmaba que el Geta estaba de vuelta.

 

 

 

 

 


Getafe Club de Fútbol